Ernesto Kimelman es arquitecto y urbanista. Seguramente uno de los máximos responsables de la transformación de Montevideo en los últimos treinta años. Es el hombre detrás del visionario plan urbano que transformaría para siempre las avenidas 26 de Marzo y Luis Alberto de Herrera.

El icónico complejo World Trade Center, que lleva su firma, hoy constituye el principal centro de negocios de la capital. Es uno de los máximos referentes arquitectónicos del Uruguay.

World Trade Center

Es un concepto que va a seguir evolucionando y va a tener una impronta que va a marcar el desarrollo edilíceo de la ciudad. En la zona prácticamente se está agotando la tierra donde se puedan construir edificios en altura. Nosotros diseñamos desde hace muchos años un plan de desarrollo urbano para toda la zona que contemplaba la consrucción de determinada cantidad de edificios con distintas alturas que responden a una lógica. Ahí comenzó el desarrollo, hoy ya estamos prácticamente con todos los edificios construidos. Estamos comenzando la construcción de WTC Free Zone 2, un edificio de 20 pisos que va a estar al lado del WTZ Free Zone 1. Quedan dos predios donde se va a desarrollar seguramente WTC 5 o WTC Free Zone 3. Otro más sobre la esquina de las calles 26 de Marzo y Dr. Luis Bonavita, donde vamos a desarrollar con el ing. Campiglia una torre de 33 pisos.

Inversión en ladrillos

Tradicionalmente el ladrillo ha sido un resguardo para los capitales. Ya nuestros abuelos lo decían y sigue siendo así. Obviamente hay momentos en los que la inversión en el rubro inmobiliario es mucho más conveniente y en otro donde aparecen alternativas que compiten, aunque nunca en seguridad. A veces aparecen negocios muy atractivos que algunos terminan muy bien y otras muy mal. Difícilmente alguna inversión inmobiliaria pueda terminar muy mal. También nos tocó vivir momentos en que los precios bajaron por circunstancias ajenas a la industria pero inherentes a la economía. Como resguardo de capital siempre va a ser una excelente oportunidad. Dentro del rubro inmobiliario también depende en dónde se hace la inversión. Las oficinas son un producto atractivo para invertir porque las empresas toman las oficinas por períodos prolongados, eso reduce el período de vacancia. Invertir en una ciudad balnearia como Punta del Este tiene un riesgo que es muy alto, porque tenes prácticamente un mes o un mes y medio para arrendar. Y si la temporada vino mal, perdiste el arrendamiento del año.

Rendimiento

En oficinas el rendimiento está en el orden de entre el 5 y el 7%. Son tasas que para lo que se está pagando en el mundo por inversiones financieras es muy atractivo, es muchas veces lo que paga un banco por una colocación en el año. Esos son los valores que se manejan en el mercado.

Piso 40

Es una experiencia muy linda, fue una idea que comenzamos a manejar hace cuatro o cinco años. Habíamos advertido que en Uruguay los empresarios se agrupan en cámaras y ahí tratan los temas inherentes a su industria y generalmente los problemas inherentes a su industria. Y además si bien en el seno de esas cámaras hay muchos que son amigos, son todos competidores. Con lo cual el ámbito de relacionamiento se direcciona mucho. Nosotros pensamos: ‘¿Qué pasa si hacemos un corte transversal y reunimos en un mismo ámbito a los más destacados de cada industria?’ como para generar un ámbito de compartir experiencias y de desarrollar actividades que sean de interés general. Ahí empezamos a hablar con amigos, para tantear si la idea prendía o no. Hubo gente que inmediatamente lo vio como una buena idea, y tuvimos muchos con la clásica reacción de los uruguayos ante una innovación: ‘eso no va a funcionar, no es para aquí”. Pero empezamos a trabajar un grupo de amigos, formamos una comisión, nos juntamos a volcar ideas todas las semanas. Empezamos a tomar socios y hoy estamos en este ámbito que todos disfrutamos mucho y del cual estamos muy orgullosos.

Nuevo proyecto

Estamos trabajando con Carlos (Lecueder) trabajando en un proyecto que nos tiene muy entusiasmados, que es en uno de los lagos de Carrasco. Hace ya ocho años que vengo trabajando en ese proyecto, lo desarrollamos conjuntamente con el estudio de Martín Gómez Platero. Es un proyecto en el que hicimos un plano urbano detalle que nos permite la construcción de varios edificios. Ahora estamos trabajando en el lanzamiento de dos de las primeras torres. Es una ubicación que es muy espectácular, es una península que se mete adentro del lago. Los edificios van a quedar adentro del lago.